Costa Rica. Caribe. Puerto Viejo de Talamanca, Cahuita y Tortuguero.

En la zona sur del Caribe tico y a pocos kilómetros de la frontera con Panamá, encontramos Puerto Viejo de Talamanca, un encantador pueblo costero de sabor afro-caribeño.

Esta diminuta perla del caribe es, sin duda, la zona mas cool de todo el caribe. Apenas uno desciende del bus, enseguida queda prendado por los colores vivos que enriquecen sus casas y calles.

 Con una intensa vida nocturna con música en directo que vibra a ritmo de reggae y una oferta cultural única, nuestro paso por Puerto Viejo no pasó desapercibido.

Sus habitantes presumen de vivir en armonía con el medio ambiente, por lo que abundan los alojamientos eco-friendly, restaurantes vegetarianos y veganos y pequeños centros de yoga. Además jactarse de una gastronomía propia, con los Rice and beans en salsa de coco como plato estrella.

Esta pequeña localidad asomada al mar no tiene precisamente la mejor playa (Playa Negra) del Caribe, pero en bicicleta, el vehículo mas común de la zona (hay mas bicicletas que coches), es fácil recorrer los 14 km que distan de Manzanillo

En el trayecto nos acompañaron numerosos monos aulladores en lo alto de los árboles.

 De camino encontramos playas paradisíacas de azul turquesa como Punta Uva, Cocles o Playa Chiquita, con acceso a través de pistas de tierra y jungla.

Cuna del surf, parece que los niños de este pueblo nacen con una tabla bajo el brazo. Sus aguas, con oleaje y fuertes corrientes, tan solo dan la oportunidad a surfistas experimentados. Manzanillo, mas apta para el baño, da cabida a familias con niños los fines de semana.

Ascendemos por la costa Caribeña, hasta el relajante pueblo de Cahuita, a 16 km al norte. 

Su pequeña joya, el Parque Nacional Cahuita, ofrece un hábitat perfecto para diversas especies de animales como aves, monos, pizotes, mariposas, insectos o iguanas. 

Con caminar pausado y especial atención en la flora y fauna, recorrimos los 8 km de selvática senda lineal a pie del mar. No hay que pagar entrada pero se puede colaborar con la voluntad en pro del mantenimiento del parque.

Ya al norte, nos esperaba una de las declaradas 7 maravillas de Costa Rica, el Parque Nacional Tortuguero

El acceso al pueblo solo es posible por agua, por lo que tuvimos que llegar hasta Moín por tierra y allí contratar una barca que en un viaje de casi cuatro largas horas, y a través de un complejo y laberinto de canales, nos descubriría Tortuguero.

 Este paradisíaco pueblo, como perdido en el tiempo, representa el área mas importante de Costa Rica para el desove de la tortuga verde.

La época de desove donde depositan sus huevos en un enorme agujero, recién había terminado pero pudimos asistir al espectacular acontecimiento del nacimiento y como, instintivamente, las tortuguitas corrían hasta el mar, la única zona segura para ellas.

Desde el atardecer, especialmente de noche y hasta que amanece. Uno puede asistir a una de las experiencias mas gratificantes que nos regala la vida.

Ya sea temporada de desove o no, visitar Tortuguero supone un must en cualquier viaje a Costa Rica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s