Atenas en un día

Disponíamos técnicamente de un día para recorrer Atenas ya que nuestro vuelo llegaría a la capital griega a media noche.
Nos alojamos en el hotel Myrto, alojamiento limpio y de habitaciones espaciosas, muy cercano a la céntrica plaza Syntagma (donde llega el autobús procedente del aeropuerto, el X95). Desde allí nos resultó fácil y cómodo visitar las principales atracciones turísticas de Atenas.
Madrugamos un poquito, y tras disfrutar de un desayuno, con yogur auténtico griego como protagonista, nos dirigimos hacia la Acrópolis, símbolo indiscutible de la ciudad.
De camino, y a los pies de citada zona arqueológica, nos perdimos y disfrutamos por unos minutos del mágico entrelazado de callejuelas estrechas y sinuosas conocido como Anafiotika, barrio formado por casas blancas y contraventanas de colores, al más puro estilo griego, adornadas con buganvillas y con gatos tranquilos que nos esperaban a cada vuelta de esquina (y bien formaban parte de esta bucólica estampa).
Tras relajarnos en este tranquilo y pintoresco barrio, pusimos rumbo hacia la Acrópolis, imponente fortaleza que domina Atenas desde una ubicación privilegiada.

image

Nos recibe el legendario Teatro de Dionisos, y mas adelante, nos encontramos con el Odeón de Herodes,

image

anfiteatro romano donado a la ciudad por el famoso orador Herodes Atticus que le da nombre, y que acoge actualmente el festival de Atenas.
El emblemático Partenón (revestido por los siempre molestos andamios)

image

se alza imponente en lo alto de la ciudad rocosa. A su vera, y no menos admirado, encontramos el Templo de Atenea.

image

Continuamos por el denominado Paseo Arqueológico y ascendemos por una de sus colinas, la de Filopapo, poco visitada aunque con la mejor vista de la Acrópolis y la urbe.
Por el animado paseo Apostolou Pavlou, llegamos hasta la Ágora Antigua, mercado de Atenas, donde con cierta imaginación podemos recrear la actividad comercial de la antigua Atenas. Cerca de 400 edificios actuales hubo que derribar para dejar a la luz estos yacimientos arqueológicos. El Ágora alberga en su interior el templo dórico mejor conservado de Grecia, el Templo de HefestoIMG_20160515_105302

El calor apretaba y asomaban las ganas de una cerveza fresquita y algo de reposo, por lo que, una vez pasada la animada plaza Monastiraki, nos acercamos hasta el mercado de carne y pescado Varvakios. Allí nos mezclamos con la gente local y degustamos auténtica cocina griega,

image

acompañada de la popular cerveza Mythos.
Continuamos en dirección al Arco de Adrián para contemplar de cerca el Templo de Zeus Olímpico, (o lo que queda de él).IMG_20160514_221552

Quince enormes columnas, que nos dan una idea de la grandiosidad del que fue el mayor templo de Grecia.
Despedimos la ciudad recorriendo las pintorescas y turísticas calles del barrio de Plaka, atestadas de tiendas de recuerdos y bares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s