Vietnam. Nha Trang, la Benidorm rusa

Descendemos hacia tierras mas bajas dirección Nha Trang, a 500 km al sur de Hoi An. 12 horas en sleeping bus no serían la experiencia mas agradable de nuestro viaje, aunque nos ofrecerían tiempo suficiente para compartir vivencias con otras cuatro españolas compañeras de viaje. Amanecimos en Nha Trang alrededor de las 5:30 de la mañana. La ciudad estaba despertando y ya regurgitaba cientos de motos a sus amplias avenidas esculpidas entre gigantes de hormigón. De ahí su comparativa con la Benidorm española aunque curiosamente desbordada por rusos huyendo de sus bajas temperaturas. Nha Trang supondría una parada de 24 horas en nuestro camino hacia la estación montañosa de Dalat. Descargamos nuestras mochilas en el hotel y nos dirigimos hacia la pagoda de Long Son, diferenciándose de las vistas anteriormente en que un enorme buda blanco presidía una montaña alzada en su parte trasera.

image

Amplios claros en el cielo dieron paso a una repentina y feroz tormenta que nos obligó a cobijarnos bajo un puesto callejero de batidos naturales. No vimos mejor oportunidad para probar uno y aprender algo nuevo sobre las frutas locales. Sin quererlo y de sorpresa nos vimos inmersas en un amplio mercado al resguardo de turistas.

image

Caminamos a la par del río Cai hasta su desembocadura, siendo conscientes de la doble personalidad de la ciudad debido al contraste entre las casas empobrecidas suspendidas sobre el río y los gigantescos edificios de hormigón a sus espaldas.
Una vez resuelta la lluvia nos dirigimos hacia su extensa bahía, compartida con rusos y algún vietnamita despistado, para darnos un ansiado baño. Resultaba curioso ver como algunas señoras vendían langostas en grandes ollas a lo largo de la playa.

image

En Nha Trang existe una amplia oferta de restaurantes internacionales y abandonando los noodles por un día, sucumbiríamos a la tentación de una pizzería.
Al caer el sol los turistas ataviados con nuestras mejores galas (en nuestro caso, ropa limpia sería suficiente) disfrutaríamos de un agradable cocktail bajo la luz de la luna y con la bahía y sus islas como telón de fondo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s