Vietnam. Hoi An, Vietnam central

Unos 130 km distan Hue de Hoi An, por lo que decidimos probar experiencia y realizar el trayecto en sleeping bus. Lo que prometieron como 4 horas finalmente se convirtiría en 6 debido a las múltiples paradas para recoger gente y el pinchazo de rueda y consiguiente recambio necesario.
La suerte se puso de nuestra parte ya que para nuestras próximas 3 noches conseguimos habitación en un hotel de 4 estrellas de reciente construcción al precio de otros de categoría muchísimo inferior (15 $ noche). Estos tres días nos los plantearíamos como un descanso para afrontar la otra mitad de nuestro viaje.
Hoi An es un pueblo costero famoso por sus sastrerías y su cocina tradicional.

image

A nuestra llegada nos dejamos asesorar por el personal del hotel en lo referente a la gastronomía local. Pudimos probar diversos platos que no íbamos a encontrar en otras regiones. Como especialidades de Hoi An degustamos White rose (base de harina de arroz con forma de pétalos de rosa, rellenos de gamba y cocinados al vapor), Cao l’âu (noodles planos gordos con carne de cerdo, especias y verduras, bañado en salsa de soja) y Bánh xèo (crêpe de harina de arroz rellena de brotes de soja y gambas con salsa de pescado)

image

En el día siguiente a nuestra llegada recorrimos a pie la parte antigua de la ciudad. A nuestro paso se levantaban edificios de la colonia francesa, pagodas y el famoso puente cubierto japones (icono de la ciudad).

image

Aquí no está permitida la entrada de vehículos excepto bicicletas y motos, lo que le da cierta tranquilidad al lugar aunque interrumpida por las vendedoras incansables de trajes a medida y objetos de recuerdo. Cada paso era un “hello, buy me something!”

El día siguiente descubrimos My Son de la mano de un guía local. Traducido como “montaña bonita”, es un conjunto de unos 70 templos hindús albergados entre selva,  que permanecen en ruinas tras los ataques americanos en la guerra de Vietnam.

image

Declarado patrimonio nacional de la Unesco desde 1999, actualmente es considerado como uno de los vestigios mas importantes del reino Champa.

image

Continuaríamos la inmersión  cultural acercándonos a Kim Dong, aldea de artesanos que trabajan principalmente la madera. Finalizamos nuestro día homenajeándonos con un baño en las templadas y agitadas aguas de la playa de Hoi An.
La ultima jornada sería de piscina en el hotel para contrarrestar los calores sufridos en días previos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s