Vietnam. Tam Coc o Halong Bay terrestre

Como venía siendo habitual en nosotras, volvimos a emprender un nuevo viaje en furgoneta en dirección a la provincia de Ninh Binh. Allí se esconde uno de los parajes mas bellos de Vietnam, Tam Coc, una especie de Halong Bay en tierra, donde un paseo en barco por el rio Ngo Dong es un imprescindible.

image

Tras seis agotadoras horas y una pequeña discusión con el conductor de la furgoneta que nos dejó a 7 km de donde debíamos llegar (jugarreta muy típica), llegamos al hotel donde nos alojábamos. En los bajos se celebraba una “¿fiesta?” con música tradicional que se alargo hasta la noche y comenzó de nuevo a las 5 de la mañana!! Tras contemplar mil posibilidades (boda, bautizo, etc) y extrañadas ante semejante celebración, la recepcionista nos informó de que se trataba de un funeral budista que tenia costumbre de alargarse por dos días (de 5h00 hasta las 22h…¡ininterrumpidamente!). Con el cuerpo para pocos farolillos, alquilamos unas bicis y nos dirigimos hacia el embarcadero de Tam Coc para dar el tradicional paseo por el río en una barca capitaneada por Nam, quien timoneaba la embarcación con los pies de una manera deslumbrante. Disfrutamos del trayecto pero no sin una cierta incertidumbre sobre si encontraríamos nuestras bicis a la vuelta tras saltarnos las “reglas no escritas” y dejarlas donde todos los vietnamitas lo hacen en vez de pagar por su “custodia”. Por supuesto, con la mala cara de la que reclamaba y con nuestra sonrisa oriental en modo “diloqueuierasquevoyahacerloqueyoquiera” …que no se quejen, que eso lo hemos aprendido aquí.

image

Recorrimos varios kilómetros del río atravesando bellos arrozales, montañas y 3 cuevas formadas por la erosión del río.

image

Continuamos el paseo montadas en nuestras bicis para quedar admiradas de la belleza de varios parajes algo menos masificados, como la pagoda Bich Dong.

image

Internarse en un mundo perdido entre campos de arroz durante varios kilómetros se convertiría en uno de los momentos mas relajantes de nuestro viaje.

image

De vuelta a nuestro hotel coincidimos con nuestros amigos andaluces con los que compartiríamos viaje en el tren nocturno en dirección a Hue. Disfrutamos de una rica cena y unas cervezas (necesarias) para afrontar las 12 horas que teníamos por delante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s