Un mes por Vietnam. Primera parada: Ho Chi Minh

Ho Chi Minh, situada al sur de Vietnam, fue elegida hace unos meses como nuestro punto de entrada a este país.

Son las 5:50 de la mañana cuando me lanzo a escribir esta primera entrada. 24 horas de largo viaje desde España quizás tengan la culpa de que lleve ya mas de una hora con el ojo abierto y pensando en contar lo acontecido hasta ahora.

Comenzó nuestro viaje el día 28 desde Santander, donde cogimos un autobús que nos dejó en la T4 del aeropuerto de Madrid. Allí embarcamos con la línea Emirates, una compañía lujosa en la que incluso en tercera clase puedes llegar a sentirte como de primera. Atención impecable por parte de su tripulación, comida excelente y navegación a bordo para pasar las horas de lo mas entretenido. Tras 8 horas de vuelo, hacemos escala de 2:30 horas en Dubai, y allí, donde ya comenzamos a sentir desorientación en espacio y tiempo, embarcamos en otro avión de la misma compañía donde en 6 horas nos transporta a nuestra ciudad de destino.

Llegamos a Ho Chi Minh sobre las 19:30 hora local. Nuestra primera misión recae en obtener el visado de entrada en la ventanilla Landing Visa del aeropuerto. En España a través de una agencia vietnamita ya habíamos conseguido nuestra aceptación de entrada por parte del gobierno, por lo que solo quedaba entregar allí citado papel junto con una foto de carnet y un formulario a rellenar que ellos mismos te proporcionan. Tras el pago de 45 dolares (traídos desde España, allí no puedes sacarlos antes) obtienes tu pasaporte sellado que te abre las puertas de este magnífico país. La normativa ha cambiado y ahora solo es necesario el visado si vas a estar en el país por mas de 15 días.

El aeropuerto ha sido absorbido por la propia ciudad. Tan solo 8 km nos separan de nuestro alojamiento situado en el distrito 1 y en la misma calle de los mochileros y epicentro de la movida joven de la ciudad.
Por lo que habíamos leído en otros foros, recomendaban las compañías de taxis Vietsun o Mielhin, por lo que tras un par de vueltas a la salida del aeropuerto y previo negocio de precio, nos acomodamos en un taxi de la segunda compañía citada. Por 150.000 VND (unos 6 euros), nos lleva a nuestro destino.

El calor aprieta y la humedad es alta. Ho Chi Minh se nos presenta como una ciudad caótica donde las motos se alzan como las reinas de la carretera. Sus conductores son verdaderos artistas en la conducción.

En el New Saigon Hostel nos reciben con una amplia sonrisa y una bebida refrescante. El alojamiento es perfecto. Limpio, con habitaciones amplias y relativamente a cobijo del ruido de la ciudad.

Tras una ducha mas que merecida bajamos a cenar. Cualquier sitio nos parece interesante y ajustado a nuestro presupuesto. Nos decantamos por el Five Oysters donde consiguen enamorarnos enseguida con su tofu frito, sus rollitos vegetales y su cerveza local (107.000 VND, poco más de 4 euros)

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. CAROL dice:

    Grande!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s